Sustituir el tabaco por los e-cigarrillos previene millones de muertes prematuras

Dejar de Fumar

La adopción de medidas para alentar a los fumadores a convertirse en ‘vapeadores’ en la próxima década podría evitar 6,6 millones de muertes prematuras solo en Estados Unidos

Fumar es malo, muy malo, para la salud

De hecho, el tabaco es el principal factor de riesgo para sufrir una muerte prematura.  Por lo que la primera medida que debe tomar cualquier fumador que quiera gozar de una vida larga y saludable es, simplemente, dejarlo.  Pero no siempre resulta fácil.  De ahí la importancia de las ‘opciones’ disponibles para ayudar a los fumadores a abandonar el hábito, muy especialmente de los cada vez más populares cigarrillos electrónicos –o ‘e-cigarrillos–.

Y es que los estudios que muestran que ‘vapear’ es mucho menos nocivo que fumar y que, además, estos productos son útiles para cesar de una vez por todas el consumo de cigarrillos tradicionales, son ciertamente numerosos.

Pero, ¿el cambio del tabaco por e-cigarrillos tiene algún beneficio real en términos de salud pública? Pues sí. Y muy notable. De hecho, un estudio llevado a cabo por investigadores del Centro Médico de la Universidad de Georgetown en Washington DC (EE.UU.) muestra que este cambio salvaría, simple y directamente, muchos millones de vidas.

Como explica David Levy, director de esta investigación publicada en la revista « Tobacco Control», «incluso nuestro análisis más sombrío muestra una ganancia significativa en años de vida si la nicotina se obtiene del vapeo en lugar de la mayor cantidad de productos tóxicos letales inhalados con el tabaco».

Años de vida ganados

vapearPara llevar a cabo el estudio, los autores diseñaron dos escenarios o ‘proyecciones’ diferentes. El primero, calificado como ‘optimista’, planteaba que la prevalencia de fumadores en Estados Unidos caía hasta establecerse en un 5% en un plazo de 10 años, siendo la razón para este descenso el cambio en el patrón de consumo: e-cigarrillos por tabaco tradicional y cómo el método más efectivo para dejar de fumar

En consecuencia, la cifra de fumadores que, a lo largo de la década, se convertirían en ‘vapeadores’ ascendería a 6,6 millones.

Una ‘transición’ que, según concluye el modelo y teniendo en cuenta las diferencias en el daño al organismo que resultan de fumar o vapear, reduciría en estos 6,6 millones la cifra de muertes prematuras. Concretamente, el número de años de vida ganados se elevaría hasta los 86,7 millones.